EL MODO ROS: ¿YA LO HAS PROBADO? (1ª parte)

por Luis A. del Molino EA3OG

Esta es la primera parte de una serie de tres textos que pretenden la divulgación y dar la bienvenida a una nueva modalidad digital que ha entrado en nuestras bandas con mucha fuerza, buscando hacerse un hueco entre las numerosas modalidades de comunicaciones digitales y lo ha conseguido plenamente, convirtiéndose, por sus extraordinarias prestaciones, en el favorito de casi todos los radioaficionados que lo han probado y en el número uno del cuadro de honor de los modos digitales.

Un nuevo sonido ha aparecido en las bandas de radioaficionado: la modulación del modo ROS, una señal bastante agradable que suena como un carillón y que consiste en un nuevo sistema de comunicaciones digitales, por tanto de teclado a teclado, y cuyo principal objetivo es permitirnos realizar mejores contactos con señales débiles, empleando para logarlo menos potencia, menos antena y menos propagación.

El modo ROS llega oportunamente a un mundo cada vez más hostil a la práctica de la radioafición, en el que las restricciones para montar antenas exteriores empiezan a ser cada vez generalizadas y más difíciles de superar, permitiéndonos realizar contactos en HF con potencias QRP de 5 W y antenas interiores, contactos que, en otras modalidades, serían imposibles.

Panel principal del programa ROS

José Alberto Nieto Ros, EA5HVK, ingeniero de telecomunicaciones, residente en La Aljorra, un pueblo cerca de Cartagena y hábil programador, es el padre de esta nueva criatura, cuyo nacimiento tuvo lugar hace poco más de un año y que ha venido mejorando y haciéndolo evolucionar de un modo increíble, ayudado por muchos radioaficionados que lo han apoyado desde sus inicios y que incluso ya han formado un radioclub, el European ROS Club (<http://www.europeanrosclub.tk>), fundado por Manolo Sánchez, EA5HJY. José Alberto ha conseguido convertir el ROS en un programa superamigable (por superfriendly) y en el favorito de muchos radioaficionados Para los impacientes y los que no podéis esperar a terminar de leer este texto, aquí tenéis la dirección de descarga del programa: <http://rosmodem.wordpress.com/>. No sigáis leyendo hasta haberlo descargado, instalado y arrancado. ¿Ya está? Pues sigamos.

 ¿Por qué una nueva modalidad digital? Los antecedentes

Es evidente que a todos nosotros nos gusta conseguir decodificar las señales más débiles posibles, para poder alcanzar la mayor distancia posible en un contacto. Hasta hace muy pocos años, en el mundo de la radioafición se consideraba que la CW era el sistema que permitía los mayores alcances con menores medios. Incluso muchos llegaron a pensar en tiempos pasados que la sencilla comunicación telegráfica DA/DI/DA/DI nunca sería superada, gracias a los filtros más estrechos que se ya se fabricaban y que mejoraban la relación señal/ruido de la señales más débiles de telegrafías.

Pero la CW exige por lo menos poder oír la señal entre el ruido y eso, por lo menos para mí, requiere un tono que iguale o supere ligeramente el ruido de la banda. En mi caso necesito por lo menos 3 dB (si no son realmente 6 dB) para entender algo en CW, aunque por ahí he oído decir que hay operadores tan hábiles que son capaces de decodificar estaciones hasta 3 dB por debajo del ruido. Yo ni las huelo.

Por otra parte, las primeras comunicaciones digitales se basaron en el RTTY, un sistema de dos tonos que requiere una señal/ruido muy buena y limpia para ser decodificado sin errores, para no perder letras por el camino y encontrarse con un texto totalmente incomprensible. Nada comparable a la telegrafía ni por asomo.

Pero Peter Martínez, G3PLX, ya abrió una buena brecha al diseñar un nuevo sistema digital, el PSK31, que le da caña al RTTY (aunque a una velocidad inferior de 31 baudios, mientras que el RTTY llega a los 45 baudios), puesto que permite la decodificación con una señal 6 dB por debajo del RTTY, con lo que podemos considerar el RTTY como un sistema muy superado por el PSK31, aunque aún venga siendo muy utilizado en concursos hoy todavía, pero realmente es muy poco frecuente escucharlo en las comunicaciones digitales diarias teclado a teclado. Apenas encontrarás normalmente alguna estación operando en RTTY fuera de los concursos.

El PSK31 se ha hecho un lugar en el cuadro de honor de la radioafición con pleno derecho, puesto que actualmente podría decirse que es el favorito para las comunicaciones digitales de la mayoría de radioaficionados, algo que puedes comprobar (yo doy testimonio de ello) puesto que en muchas bandas, aparentemente muertas, las únicas señales que se copian son las de PSK31, mientras no se oye prácticamente nada más y, especialmente, ninguna de CW ni de SSB.

Posteriormente se han diseñado innumerables sistemas digitales mejores (como por ejemplo los Thor, Olivia, MSFKs, Contestia, Domino, MT63, etcétera) con toda una lista inagotable de sistemas de modulación, pero ninguno ha alcanzado una popularidad suficiente como para animar a suficientes radioaficionados a practicarlos habitualmente.

El único destacable que irrumpe en el mundo digital del HF se lo debemos a uno de nuestros premios Nobel, Joe Tylor, K1JT, autor del programa WSJT, un sistema de comunicaciones para EME o rebote lunar, que incluía una variante llamada JT65A, que posteriormente ha sido mejor adaptada para HF por John Large, W4CQZ, con el nombre de JT65-HF y ha alcanzado una notable popularidad en las bandas de HF, especialmente en EEUU. Sus autores afirman que permite la decodificación fiable de los datos con tan solo -24 dB de relación señal/ruido.

Lamentablemente debemos que poner de manifiesto que esta modalidad es un sistema “trucado”, quizá mejor debería decir “truncado”, puesto que no permite una comunicación real teclado a teclado. Solo permite el intercambio de indicativos y controles. Además exige transmisiones y recepciones que se realicen exactamente en alternancias de un minuto y, por tanto, requiere una sincronización total de relojes del ordenador con la precisión de 1 segundo. Un ritual demasiado rígido y aburrido para mi gusto para tan poco intercambio real entre estaciones, y solo recomendable para radioaficionados incomunicadores en busca del 59.

Un gran paso adelante: el modo ROS

Y aquí aparece oportunamente un sistema nuevo de comunicaciones digitales, el programa ROS de José Alberto, EA5HVK, quien afirma que su sistema de codificación mejora en -2 dB la relación señal/ruido mínima sobre la necesaria para un contacto JT65-HF, porque consigue realizarla con valores de hasta -26 dB de S+N/N, permitiendo al mismo tiempo una auténtica comunicación bilateral sin trabas, además de aportar una información exhaustiva de los niveles de señal/ruido promedio, la distancia y rumbo de la estación escuchada y muchísimas otras cosas más que explicaremos más a fondo en una segunda parte de este texto.

En resumen, el ROS nos aporta un sistema muy eficiente en términos de potencia que permite velocidades de chateo de 300/150/75 caracteres por minuto de teclado, con una robustez propia de los modos para señales débiles, que hasta ahora permitían transmitir un mensaje prefijado y nada más.

Hablando técnicamente del ROS

La modalidad digital ROS es una modulación multitonal que tiene muchas cosas en común con otros modos de banda ancha, pero incorpora refinamientos en la codificación que le permiten mejorar la recuperación de los textos y su invulnerabilidad frente al ruido, a la vez que mantiene la robustez ante interferencias propia de los sistemas de banda ancha.

Aunque existe una modalidad ROS específica para EME (que incluso permite el chateo con el teclado por rebote lunar y con un rango de barrido de +-600Hz en frecuencia), nos ceñiremos aquí a la descripción de las variantes del ROS de HF porque es el más difundido y al que se han apuntado un mayor número de operadores.

Alfabeto utilizado: Varicode IZ8BLY

ORDEN DE PRIORIDAD DEL VARICODE IZ8BLY

1. Caja baja o minúsculas
2. Caja alta o mayúsculas y números
3. Otros símbolos ASCII
4. Caracteres del ASCII extendido
5. Caracteres de control ASCII
6. Otros caracteres
7. Caracteres especiales de otros idiomas
(que no forman parte del ASCII extendido)

Lo primero que realiza el programa ROS es transformar el texto tecleado en un alfabeto Varicode, es decir, un código de longitud variable en el que se busca que los códigos más cortos correspondan a las letras más frecuentemente utilizadas en los textos tecleados por un radioaficionado normal. Peter Martínez G3PLX, fue el primero en desarrollar un varicode para el PSK31, aunque su filosofía fue la de asignar los símbolos más cortos a las letras utilizadas más frecuentemente en un texto en inglés. En cambio, el varicode de IZ8BLY lo hace con los caracteres más frecuentes de los textos intercambiados por radioaficionados. Este alfabeto permite alcanzar una velocidad de salida de 60 palabras por minuto cuando utilizamos el ROS HF/16, una velocidad comparable a la de un mecanógrafo aceptablemente entrenado que escriba con todos los dedos. Si queréis saber más sobre este varicode, podéis leerlo en la web: <http://www.qsl.net/zl1bpu/MFSK/Varicode.htm> , pero como una información aproximada podéis ver en un recuadro por dónde van los tiros del orden de prioridad:

La corrección de errores por FEC (Forward Error Correction)

El ruido aleatorio atmosférico, las descargas atmosféricas, el QSB, el QRM, la multitrayectoria , etcétera… producen errores de recepción que hacen difícil reconocer las señales digitales débiles. Uno de los métodos más simples para la corrección de errores es el de añadir unos caracteres de control (CRC) que deben cuadrar en la recepción de un mensaje o, en caso contrario, exigir su repetición. Este sistema se llama ARQ y es el utilizado en radiopaquete, Pactor, WinMore y otros modos digitales en los que se exige la integridad al 100% de los textos recibidos, pues contienen intercambio de mensajería o correo electrónico.

Por otro lado, para QSOs teclado a teclado se prefiere utilizar un sistema FEC que añade bits redundantes al texto enviado, de modo que permite una corrección de errores hacia delante (Forward Error Correction) , que no exige la repetición de cada mensaje erróneo, sino que los caracteres redundantes ayudarán a reconstruir el texto correcto, a pesar de los errores producidos en la recepción de un texto. Con un sistema FEC se logra mejorar la sensibilidad de la recepción. En cambio, cuando hay mucho ruido, por muchas repeticiones que realices con un sistema ARQ, si la recepción siempre es mala, el resultado será una repetición interminable sin que el mensaje se reciba con éxito.

Actualmente el ROS utiliza un sistema FEC que añade redundancia al mensaje, con un sistema de codificación convolucional, aunque también ha decidido incluir unos caracteres de control de suma o CRC (Cyclic Redundancy Check) que informan al final del mensaje de si se ha decodificado correctamente al 100% o se ha producido algún error que no ha permitido su reconstrucción completa. Lo incluye porque eso le permite desarrollar nuevas aplicaciones, entre los cuales de momento se incluyen la utilización de una consola de comandos que le permite controlar una estación de radioaficionado remota y variar los parámetros del sistema a distancia

La codificación convolucional

ROS ha escogido como método FEC la técnica llamada codificación convolucional que se utiliza en los programas espaciales de la NASA y que se hizo muy popular en los Voyager, las sondas espaciales enviadas al espacio sideral, que luego son decodificados por un algoritmo Viterbi para recuperar los datos transmitidos por la telemetría de la nave espacial a niveles de señal muy por debajo del ruido exterior. Aquí en el ROS se utiliza para la codificación una longitud de 7 bits y una relación de redundancia de 1:2, porque se considera que a partir de 7 la decodificación se enlentece excesivamente. En las sondas espaciales se utilizan longitudes mayores de bits (José Alberto me cuenta que la sonda Galileo utiliza 14 bits), pero la dificultad y lentitud de los algoritmos de decodificación aumenta exponencialmente y solo se hacen viables en sistemas de decodificación a tiempo no real y con canal gaussiano (no es el caso de la HF)

El parámetro de redundancia 1:2 significa que hay dos bits de salida por cada uno de entrada y vale la pena destacar que la ventaja de una codificación convolucional es que cada bit queda distribuido en el tiempo por medio de un entrelazado de los bits, colocándolos separados en el mensaje de forma que resultan menos afectados a las interferencias de corta duración. La ventaja de un código convolucional es que mejora la eficiencia en potencia sobre otros códigos, como los códigos de bloque. El entrelazado es una técnica que se necesita para hacer trabajar correctamente éste código, ya que no es apto cuando se producen ráfagas de error.

RECUADRO CODIGO GRAY 

Decimal Binario Gray
0       000     000
1       001     001
2       010     011
3       011     010
4       100     110
5       101     111
6       110     101
7       111     100

Codificación Gray

Por otra parte también le añade una codificación Gray que consiste en que entre símbolos sucesivos de 7 bits siempre hay solamente un bit de cambio, lo que es fácil de comprobar si se mira el recuadro del Código Gray. Esto ayuda a distinguir mejor los caracteres binarios unos de otro.

Además, introduce un salto de frecuencia pseudoaleatorio

Ya tenemos una señal codificada convolucionalmente que podríamos enviar al generador de tonos, pero en el ROS aún se consigue una mejora desplazando los símbolos en frecuencia, de forma que los 7 bits del ROS están mezclados con un código de salto de frecuencia en una secuencia pseudoaleatoria que altera aún más el orden de los símbolos, como la que se utiliza en el MT63.

La decodificación

El ROS, antes de empezar la decodificación, utiliza un sistema propio de sincronización con 24 símbolos dedicados que son diferentes del conjunto principal de 128 símbolos, aunque esto depende de la variante de ROS concreta que se utilice.

Al comienzo de cada transmisión se envían los 24 símbolos especiales de sincronización y el proceso de decodificación solamente comenzará si han sido decodificados correctamente al menos 12 de los 24 símbolos recibidos. Este patrón fijo de sincronización permite una sincronización mucho más rápida, aunque posteriormente cada mensaje contiene por tanto los 128 símbolos correspondientes a los datos habituales y los 24 símbolos únicos dedicados de sincronización.

Un beneficio adicional de este proceso de sincronización es que los cambios de velocidad pueden ser detectados automáticamente. Como resultado, la estación emisora puede cambiar con seguridad la velocidad del enlace, sabiendo que el receptor le seguirá automáticamente.

En consecuencia, la señal resultante que se envía comprende una serie de secciones con 152 símbolos distintos. Para el ROS HF, se utilizan 16 tonos espaciados 125 ciclos, de forma que el ancho total ocupado es inferior a 2000 Hz (15 x 125 = 1875 Hz), sea cual sea la tasa de símbolo, que puede ser tanto de 16, como de 8 o 4 baudios.

La gran ventaja de la correcta sincronización con una estación es que el ROS permite la decodificación selectiva de una sola estación, aunque haya otra que esté utilizando el mismo canal. El control DECODE te permite decidir si solo quieres copiar a una estación en particular o pasar al modo de escucha normal. De esta forma, varias estaciones pueden realizar un contacto en el mismo canal, situación muy frecuente cuando varias estaciones están en la zona de salto de HF y, al no escucharse alguna entre sí, pueden realizar QSOs independientes sin problemas.

Cuando se cambia a algunas bandas con segmentos digitales en que se exige anchos menores, tales como la banda de 30 m o en algunos segmentos de otras bandas, el ROS utiliza un modo más estrecho, el ROS 16/500, que utiliza un espaciado entre tonos de 32,5 Hz y reduce el ancho de banda utilizado a menos de 500 Hz (15 x 32,5 = 487,5 Hz).

Usando el ROS en MF

Cuando se utiliza el ROS en MF (500 kHz) y LF (137 kHz), automáticamente el programa pasa a funcionar en un sistema mucho más estrecho, que se ha demostrado de grandes prestaciones. La modalidad de MF utiliza la mayoría de los mismos procedimientos que el sistema de HF, excepto que solo se utilizan 16 tonos con un espaciado entre tonos de 6,5 Hz, dando lugar a un ancho de banda de menos de 100 Hz (15 x 6,5 = 97,5 Hz). La tasa de símbolos del modo puede ser fijada en sólo 2 o 7 símbolos por segundo. La transmisión es mucho más lenta (especialmente en el caso de los 2 símbolos), pero la decodificación es mucho más segura.

Éste modo supone un avance importante para las comunicaciones de LF y MF, puesto que permite realizar QSO’s y mantener conversaciones con potencias mínimas ERP (Effective Radiated Power). Test realizados por estaciones inglesas estimaron en 10 dB la ventaja de ROS7 sobre PSK31 en la banda de 500 Khz. Por otra parte el modo MF2, permite el intercambio de mensajes a 36 caracteres/minuto con igual sensibilidad que el WSPR según los test realizados.

El veto incomprensible de la ARRL

Por lo visto, la ARRL, por extraños motivos que no comprendemos, ha decidido ponerle la proa al modo ROS y prohibir su empleo a los radioaficionados norteamericanos. Nos hemos quedado sin yanquis para contactar en esta modalidad. La ARRL afirma que la FCC dice que se trata de una modalidad de “espectro expandido” y en EEUU no está permitido el uso del espectro expandido en las bandas de radioaficionado por debajo de 200 MH.

Todo un argumento técnico, difícilmente refutable si tuviera alguna verosimilitud, pero vosotros mismos habéis podido comprobar en la descripción anterior que cualquier parecido con la realidad no existe ni por mera coincidencia. Tal como hemos visto anteriormente, el ROS no tiene absolutamente nada de modulación de “espectro expandido” (Spread Spectrum). Sus señales, igual que MT63, Thor y demás modalidades digitales, ocupan menos de 2.000 Hz en su modalidad más amplia y 500 y 100 Hz en sus modalidades más estrechas. Si tuviéramos que definir qué es una modulación de “espectro expandido” nos veríamos obligados a explicar que es una modulación que distribuye sus emisiones por toda “una banda de frecuencias”, esparciéndolas por todo un espectro utilizado por centenares de estaciones y jamás se puede aplicar una emisión que queda confinada en el interior del ancho de banda permitido para un canal de comunicación.

Si habláramos de una señal que se expande dentro de los márgenes de un canal de 3 kHz, muchos adivinarían que estamos hablando de una señal de BLU. ¿Y acaso a alguien se le ocurriría decir que una señal de BLU es una modulación de “espectro expandido”? Y la modalidad MT63 y el JT65-HF ¿qué clase de modulaciones digitales son? Además, considerar un sistema digital de 100Hz de ancho como espectro ensanchado es lo más ridículo que se recuerda en el mundo de las comunicaciones digitales.

Por otro lado, no consta en ninguna parte oficialmente que la FCC haya afirmado oficialmente tal cosa. Así que no podemos dejar de emplazar a la propia URE a que defienda ante la IARU que el modo ROS marca un progreso hacia el futuro de la radioafición y que debe poner firmes a la ARRL de forma que no ponga palos en las ruedas del progreso de la radioafición.

Desafortunadamente y que yo sepa, hasta la fecha, la URE no se ha tomado el más mínimo interés en este asunto, aunque, es evidente que afecta al futuro progreso de la radioafición. Pero ya es sabido que los socios de nuestra asociación en las asambleas dedican un 99% del tiempo a discutir y criticar la actuación de la Junta Directiva y menos de un 1% a hablar de radio y del futuro de la radioafición.

Así que, de momento, sigamos con lo nuestro que ya es la instalación del modo ROS en nuestro ordenador.

Instalación del ROS

Como ya hemos mencionado al principio, el modo ROS de José Alberto Nieto Ros EA5HVK es un programa muy, pero que muy completo, que podéis descargar de forma gratuita de la web: http://rosmodem.wordpress.com.

Actualmente las imágenes que se reproducen en este texto proceden de la última versión que he descargado, la versión 6.6.8, pero puede que cuando finalmente se publique este texto ya haya sido actualizada por nuevas versiones con prestaciones adicionales, pues José Alberto es muy inquieto y ha incorporado todas las ideas de un ingeniero moderno que se mueve por Internet como pez en el agua.

El fichero de instalación del ROS se descarga en una versión encapsulada en un fichero <.zip> que puedes descomprimir en cualquier carpeta, en la que te aparecerán entre otros muchos, dos programas importantes: En primer lugar, el programa ROS install v7.0.5.exe. Este último es el que se debe ejecutar para que funcione luego el programa ejecutable ROS v.7.0.5.exe o su versión sin iconos el ROS (Without icons) v.7.0.5.exe, que es idéntico al anterior.

image001

José Alberto me indica que la versión sin iconos es una versión especial, sin algo llamado OCX (y que nunca había oído mencionar), pero que da algún error al intentar ejecutar el ROS en algunos sistemas operativos por culpa de los iconos y al uso de versiones del sistema operativo reducidas o de dudosa adquisición. Así que si te da un error al ejecutar el programa, debes utilizar la versión “Without Icons”.

ConfiguraciónOperadorConfiguración personal 

Al arrancar el programa no debes descuidar entrar tus datos personales y los de tu estación, que se configurarán en unas macros preexistentes que automáticamente serán emitidas al presionar los iconos de las macros en el programa.

Estos datos, especialmente el QTH Locator, permitirá a tus corresponsales calcular el rumbo y la distancia del enlace automáticamente. El programa se encuentra ya traducido a 14 idiomas, incluido el castellano y también el catalán.

Configuración del equipo

A continuación, si dispones de un equipo que puede ser controlado por medio de una interface CAT, no lo dudes y búscate el cable apropiado para conectarlo entre el puerto serie del PC y de CAT del equipo de radio.

En este programa ROS es muy importante utilizar el control CAT porque al cambiar de frecuencia, el CAT preparado por José Alberto envía automáticamente los cambios correspondientes a la variante ROS que se debe utilizar en cada banda. Por ejemplo, al pinchar en 14101 se activa el modo ROS-HF 16/2000, pero si pinchas en 10132 se activa el modo 16/500, si pinchas en 500 Khz se activa el modo ROS MF 7/100, si pinchas en 144160 se activa el modo ROS-EME, etcétera.

Recuerda que si utilizas un portátil que no dispone de puerto serie, también podrás utilizar el modo de conexión CAT por medio de un adaptador USB a puerto serie, en el que la única dificultad habitualmente consiste en determinar qué puerto COM le ha otorgado el PC al puerto USB. En el programa ROS no hay problema en determinarlo, porque José Alberto ha diseñado un sistema el cual, una vez le indicas de qué equipo dispones, el programa escanea todos los puertos COM-X hasta que lo encuentra y, además, configura automáticamente los parámetros RTS, DTR, control de flujo, baudios…etc… Dependiendo de la emisora, también te puede aparecer un cursor para ajustar la potencia en el mismo panel principal, así como el control del acoplador. En la segunda parte hablaremos, por ejemplo, del APC, o sea del CAP (Control Automático de Potencia), un sistema inteligente para reducirla a la mínima potencia necesaria para realizar un contacto. Una gran novedad en el mundo de la radioafición.

Si tu equipo es algo más anticuado y no dispone de conexión CAT posterior, no te preocupes. También podrás utilizar el ROS, aunque será un poco más engorroso de manejar, pues tendrás que basar la puesta en transmisión en el control VOX automático que normalmente llevan todos, por muy antiguos que sean. De ese modo, en cuanto el programa ROS envíe audio de salida, el equipo conmutará a transmisión. Finalmente, si la opción del VOX no te funciona o no te conviene, también se puede realizar una conexión física intercalando algún relé que active el PTT del equipo, aunque controlado por la salida de un puerto serie del PC del que se puede configurar qué patilla cambia de estado para la transmisión. Esta es la opción COM.

Finalmente existe una opción para equipos SDR que te permite conectar directamente las señales I/Q procedentes de kits como el SoftRock, para que el procesado de las señales I/Q se realice directamente por el programa ROS, así como el control de la frecuencia TX/RX del SDR. También te permite ajustar los parámetros de ganancia, fase y retardo para las señales I/Q y dispone de la opción Monitor para escuchar la señal I/Q ya procesada (con un filtro de 300 a 2800Hz).

La última etapa es la configuración de la tarjeta de sonido del ordenador, pero lo normal es que utilices la única que equipa el PC, a menos que tengas otra tarjeta de audio o quieras utilizar cables virtuales de audio de comunicación interna (VAC) para comunicar con un equipo SDR. Pero en ese caso, no hace falta que te explique cómo se configuran los puertos virtuales porque seguramente ya sabrás cómo funcionan las conexiones de audio VAC.

De todos modos, hay que decir que, cuando se conecta el ROS a un equipo mediante un interface para comunicaciones digitales, la entrada de audio a la tarjeta de sonido debe ser o bien “Micro” o bien “LINE IN”. Si seleccionamos WAVE OUT como entrada de sonido podrías tener serios problemas de decodificación.

Por lo menos debemos asegurarnos de que llega audio al ROS, pues que se escuchen las señales por el altavoz de la emisora no significa que estén entrando en el programa. Para ello el ROS cuenta con un sencillo Vúmetro analógico, muy utilizado en los equipos HI-FI de los 70, y en estudios profesionales de grabación, que nos sirve para monitorizar el nivel de audio que le entra a la tarjeta. Se recomienda ajustarlo entre -10 y -3dB, sin llegar a la zona roja (saturación). Si el VU marca -20dB es porque nos hemos equivocado al seleccionar la entrada de audio. A pesar de ello, en algunos casos el programa llega a decodificar incluso con la entrada de sonido errónea debido a los niveles residuales de señal, aunque lógicamente esto no es lo más recomendable.

Fig. 2 Desplegable de frecuencias del modo ROSFinalmente debes seleccionar una frecuencia del cuadro de frecuencias que se adjunta, que aparecen en un desplegable o bien pinchar sobre cualquier panel de frecuencias de la parte superior derecha, e incluso sobre los mismos spots de reportes que aparecen en pantalla. Si controlas el equipo por CAT, automáticamente se te pondrá en esa frecuencia, en banda lateral superior o en modalidad digital superior si la tuviera tu equipo y, por supuesto, con el filtro apropiado a la modalidad escogida. Todo lo ha previsto ya José Alberto para que se realice de forma transparente para el operador.

Deberíamos también asegurarnos de que nuestro interface para comunicaciones digitales deja pasar hacia el PC las frecuencias de audio comprendidas entre 500 y 2500Hz, cosa que algunos modelos del mercado no cumplen bien. Si ese fuera el caso, perderemos capacidad de decodificación, aunque con buena señal el sistema sigue decodificando incluso con el 25% de la parte de audio atenuada. El interface que se recomienda, tanto para ROS como otros modos digitales, es el cable directo de audio entre la Radio y la tarjeta de sonido.

Operativa

Los pequeños detalles que han sido previstos en el programa son de lo mejorcito que hemos visto nunca en un programa de comunicaciones digitales y hay que quitarse el sombrero ante su autor. Son tantas y tan cómodas, que exigirán varios textos especialmente dedicados. Así que tendréis que esperar a la segunda parte de este texto (que prometo escribir a continuación) para conocerlas a fondo. Algunas tengo aún que preguntárselas al mismísimo José Alberto, porque son un tanto misteriosas y, además, en cada versión está añadiendo alguna nueva, de forma que es muy posible que alguna me haya pasado por alto.

Y de momento no me queda nada más que agradecer a José Alberto Nieto Ros por su ayuda y paciencia al revisar este texto y sus numerosas aportaciones para hacerlo más inteligible y preciso. ¡Este texto continua en una segunda parte y, finaliza, en una tercera parte!

73 de Luis A. del Molino EA3OG