Press "Enter" to skip to content

Full-duplex en satélites con un SDR (I)

¿Por qué es necesaria la operación en full-duplex?

¿No se puede operar en satélites en simplex o semi-duplex? La operativa en semi-duplex solo es factible más o menos en FM y, con muchas dificultades, en CW. En SSB es muy poco práctica y nada operativa. Para la operación en banda cruzada en satélites V/U y U/V, necesitas conocer exactamente dónde aparece tu transmisión en la salida del satélite, para poder contestar un CQ en la misma frecuencia de la estación que llama, o bien, si el que llama CQ eres tú, necesitas saber dónde te contestarán. Y eso aparte de que durante la transmisión el programa de seguimiento te corríjala desviación de frecuencia por  Doppler mediante el control  por CAT.

Si operas en simplex, probablemente nadie te escuchará al contestar un CQ fuera de frecuencia, a menos que seas  un tiburón y te descubran por casualidad, lejos de la frecuencia de la estación que llama, gracias a tu exceso de potencia y antenas. Es posible que los que tengan SDR te vean y sintonicen si no hay nada más que escuchar en la banda de paso del satélite.

En satélites con repetidor de FM, es muy posible que, si operas en simplex, entres bien en el satélite y te contesten, pero es muy probable que, dada la congestión y competencia actual en FM, se imponga la ley del más fuerte y te planchen. En FM, el satélite “solo” retransmite la señal del más fuerte, por lo que es muy probable que te pisen todos los pesos pesados que utilizan buenas antenas directivas. Lo más probable es que te desgañites llamando y no te enteres de que nadie te escucha, porque todos te aplastan.

Full-duplex casi imprescindible

Con un equipo full-duplex, es muy posible que alguien te escuche si tú mismo te oyes realmente en la salida (downlink) del satélite, así que es muy importante que tu estación permita  recibir y transmitir al mismo tiempo. De este modo, podrás oírte en la salida del satélite mientras emites, y comprobar  que tu propia transmisión aparece en la salida del satélite en esa misma frecuencia, lo que garantiza que todas las demás estaciones te escucharán también.

En CW, como hay tan pocas estaciones, es posible que puedas hacer un CQ en semi-duplex y descubras con alguna dificultad que en otra frecuencia del transponedor hay una estación que te contesta. Pero siento decirte que hay muy pocas estaciones operando en CW en los satélites de radioaficionado.

¿Por qué hay tan pocas estaciones en CW?

Como es casi imprescindible operar en full-duplex y oírse a uno mismo para saber dónde sale la propia transmisión en la salida del satélite, se hace difícil manipular correctamente si al mismo tiempo escuchas tu propia manipulación repetida por el satélite. Normalmente se maneja el manipulador electrónico, guiado por el audio generado localmente en tu estación, pero ahora escuchas también tu propia manipulación repetida en el satélite con retardo, especialmente si utilizas un receptor SDR.

En CW escucharás dos audios distintos: tu propio audio monitorizado localmente, además de otro audio que llega a destiempo con algo de retardo. Esta duplicidad exige muchísima habilidad y concentración del operador para manipular correctamente, a menos que emitas solamente mensajes previamente grabados en una memoria. Siempre que lo he probado me he desanimado muy pronto, a pesar de que he conseguido hacer algún que otro QSO. Este problema hace que la operación en CW en los satélites sea muy estresante. Casi todo el mundo prefiere utilizar la banda lateral, porque es más fácil realizar un QSO oyendo al mismo tiempo tu propia voz, porque apenas  distrae tu atención, aunque vuelva con algo de retardo, como un ligero eco.

En SSB, imprescindible el full-duplex

Y en SSB es imprescindible oír tu propia transmisión, porque las estaciones te responderán en la misma frecuencia de tu salida y, antes de ponerse a llamar CQ, hay que  estar seguro de que nos estamos oyendo a nosotros mismos, exactamente bien centrados en la frecuencia de salida de nuestra propia transmisión, repetida por el transponedor. Eso no es nada fácil de conseguir con un equipo analógico clásico, puesto que nos hemos de buscar y encontrar a nosotros mismos a ciegas, mientras que es muy fácil lograrlo con un SDR, en que disponemos de una capacidad de sintonizado visual.

¿Por qué es tan fácil con un SDR?

En la revista Radioaficionados del mes de Marzo de 2019, se ha publicado la traducción de un artículo de Ronald G. Parsons, W5RKN, aparecido originalmente en el QST  (Ventajas de  los SDR para operar full-duplex en satélites) en el que se explica también que las comunicaciones por satélite a ciegas con un equipo clásico convencional son una pesadilla, aunque el transceptor disponga de full-duplex.

El operador de estos equipos clásicos se pasa medio pase del satélite enviando “dits” con el manipulador, o silbando por toda la banda pasante, hasta descubrir por dónde diablos sale su transmisión en el transponedor del satélite, e insiste una y otra vez hasta que consigue localizarse y proceder entonces calibrar su recepción con su transmisión, amargando en este proceso con sus pitos y silbidos a todos los operadores que están en  ya en un QSO.

En cambio, el operador que utiliza un transceptor SDR, puede localizar su posición en la banda de paso del transponedor en unos segundos porque, con un par o tres de silbidos, ve inmediatamente por dónde asoma su transmisión en el espectro de su receptor SDR en la banda de salida del satélite y puede corregir inmediatamente ya sea su frecuencia  de transmisión en la banda de entrada, o bien la frecuencia de su receptor hasta escuchar  correctamente su propia voz. Bastará que emita unos cuantos “hola”, como mucho dos o tres veces, durante unos cuantos segundos, e incluso menos, para poder centrar bien y quedar  listo para realizar cualquier QSO en el resto del pase del satélite (10-15 minutos).

A partir de esa calibración previa, ya puede empezar a llamar CQ o contestar a otras estaciones, porque ya  se encargará el programa de seguimiento de la corrección Doppler y de la compensación entre la transmisión y la recepción, ya sea el SatPC32, el MacDoppler, el HRD, el SDR-Radio, etcétera, tal como se explicaba en la revista Radioaficionados de Marzo de 2017, en el artículo titulado Patinaje sobre satélites.

¿Están condenados los operadores con equipos clásicos a no poder operar cómodamente en los satélites? ¿Hay solución? ¿Qué se puede hacer al respecto?

Añadir un receptor SDR a un equipo analógico

La solución más sencilla y más barata, en lugar de comprarte un carísimo nuevo transceptor SDR (por ejemplo un ICOM 9700 como la solución más barata), adecuado para operar en satélites, consiste en añadir un receptor SDR a tu estación y transmitir con tu equipo clásico de siempre, recibiendo en el receptor  SDR para poder ver todo el espectro de la salida del satélite y descubrir inmediatamente dónde sale tu transmisión.

SDR conectado a la FI del transceptor

Para el “manitas”, la solución más simple y cómoda consiste en instalar en el equipo clásico una interface para obtener una salida para enviar a un receptor SDR, por ejemplo en la salida del primer conversor del equipo, es decir, en la primera FI del transceptor, puesto que su panorámica ya nos permitirá ver un buen margen de frecuencias alrededor de la que presuntamente nos repetirá el satélite. Existen a la venta algunos kits ya diseñados para realizar esta conexión para algunos equipos clásicos, entre la que destaca la IFace de la empresa italiana TSP (https://www.tspelettronica.com), página en la que encontrarás instrucciones para instalarla por ejemplo en un TS-2000 y en un ICOM 910 y 9100.

También para añadir un SDR es una buena compra el kit del Panoramic Adaptor Tap Board de HupRD que encontraréis en la web:  http://huprf.com/huprf/pat-board y que dispone, por ejemplo, de dos versiones  para el TS-2000, una para la primera FI de 73 MHz (PAT85M) y otra para la segunda FI de 10.695 kHz (PAT12M), según prefiera el comprador. Creo que los vende con los SMD ya montados, pero que además dispone de modelos para cada equipo Yaesu, Kenwood, Elecraft e ICOM.

¿Y si soy un manazas y no me atrevo a modificar el equipo?

Aquí  voy a intentar presentar algunas opciones para el que no se atreve o no quiere operar su equipo, porque aunque parezca fácil conseguir recibir con tu SDR al mismo tiempo, surgen algunos problemillas que debemos resolver previamente para llegar a un final feliz, y aquí  os presento la primera de las soluciones más económicas, empezando por la disposición de la estación para la operación full-duplex en un satélite V/U (figura 1).

Operación V/U

Un satélite V/U  o modo J es el que se recibe en VHF (146) y la transmisión se realiza en 70 cm (435-438), situación que es la más simple y fácil de implementar, ya que te permite operar full-duplex en FM en satélites, tales como el AO-85, y en SSB en otros satélites como el Funcube-1 (AO-73) o los chinos XW2A-2C-2D-2F,  etcétera. Pero aparecen unos problemillas adicionales que tenemos que resolver previamente.

Figura 1: Operación full dúplex en satélites V/U o modo J.

Preamplificadores de antena

¿Son imprescindibles los preamplificadores de antena? Como norma de carácter general, si dispones de una bajada inferior a 10 metros de longitud, e incluso si me apuras  una con menos de 15 metros con un cable coaxial de bajas pérdidas, la atenuación de la línea para la recepción en los 2 m es aún muy pequeña y no vale la pena colocar un preamplificador en la antena, si tienes un SDR con filtros y buena sensibilidad, no simplemente un RTL-2832.  En UHF, ya hay que pensar más seriamente en que casi siempre es imprescindible el preamplificador, sea cual sea la longitud de tu bajada.

Por poner un ejemplo: un cable RG-213 con 10 metros de longitud y una ROE algo desfavorable de 1,5:1,  atenúa solamente 0,95 dB una señal en 144 MHz, un valor suficientemente pequeño para que sea factible  la recepción de satélites con una Yagi de tamaño moderado, incluso de tan solo 3 elementos. Pero, a partir de bajadas con longitudes superiores a 20 metros, tendremos una pérdida superior a 2 dB, cifra que empieza a ser ya significativa, porque las señales de SSB disponibles en nuestro receptor no superan una relación S/N de 10-12 dB en sus mejores momentos. Y estas cifras se agravan en 435 MHz,, porque las pérdidas  en la bajada no solo se doblan sino que se triplican.

Preamplificadores con VOX

Por supuesto, en el caso de necesitar preamplificadores de antena, como las potencias recomendadas para satélites son relativamente bajas (10-50 W), no es necesaria la conmutación remota RX/TX de los preamplificadores mediante secuenciadores. Es suficiente escogerlos con la conmutación RX/TX automática, accionada por la propia RF, a semejanza del  sistema de audio VOX (Voice Operated TX), para que detecten la transmisión de RF y se accionen los relés que retiran el  preamplificador automáticamente de la línea cuando transmitimos, para permitir el `paso directo de la RF hasta la antena, función que generalmente realizan sin problemas la mayoría de preamplificadores con VOX hasta potencias de 200 W.

¿Y si se produce la sobrecarga del SDR?

Algunos SDR baratos, como los basados en el RTL-2832 y similares, no disponen de filtros pasa banda de entrada, por lo que es posible que se sobrecarguen y se bloquee su recepción en 144, cuando transmitimos simultáneamente por 432 por otra antena paralela o viceversa. Este problema debería ser resuelto mediante un buen filtro de recepción pasa banda que dejara pasar solamente las señales de 144 que queremos recibir.

Si dispones de un SDR más sofisticado (y caro), como por ejemplo el Funcube PRO+ o el SRSP1 de SDRPlay u otros con filtros pasa banda, lo más probable es que no necesites ningún filtrado adicional, porque serán suficientes los filtros pasa banda internos. Pero si experimentas problemas de sobrecarga en tu SDR cuando operas en banda cruzada (lo que notarás inmediatamente porque se reduce el nivel del ruido al transmitir por otra banda), puedes hacer lo siguiente: colocar un filtro que  deje pasar solamente los 144 MHz en recepción delante del SDR.

Pero si utilizas un preamplificador de antena, debido  a la mayor longitud de tus bajadas coaxiales, es muy probable que vayas a tener problemas de sobrecarga, a pesar de utilizar un receptor SDR más caro. Si este es tu caso, necesitarás un filtro.

El  filtro más barato: un duplexor

Los filtros pasa banda de VHF y UHF resultan algo caros, cerca de los 200 euros, pero hay una solución mucho más económica y que consiste en utilizar un duplexor, de los que se venden para utilizar dos antenas de V y U  con una misma bajada o una antena bibanda con un equipo con entradas separadas para VHF y UHF.

Dicen que un buen duplexor V/U proporciona una separación mínima de hasta -50 dB y, por supuesto, la mayoría soporta también potencias de transmisión hasta los 200 W. Para asegurarnos de que cualquier señal de 432 no viaja arriba y abajo por una total desadaptación de impedancias, lo mejor que podemos  hacer es colocar una resistencia terminal de 50 ohmios que absorba la señal de 435 captada de la antena vecina. Por unos 50 euros, hemos resuelto el problema  de la sobrecarga en la otra banda (recuadro opcional de la figura 1).

La operación U/V se complica por los armónicos

La configuración  para la operación full-duplex en satélites equipados con un transponedor opuesto, es decir del tipo  U/V o modo B (RX en U y TX en V)) es algo más complicada que la V/U de la figura 1, como se observa ahora en la figura 2.

Desgraciadamente, un transmisor de 144 MHz tiene la mala costumbre de generar armónicos- Según la normativa, teóricamente el tercer armónico debería estar -60 dB  por debajo de la portadora de 145 MHz. Aunque lo que quede sea una potencia mínima, a veces ocurre que esa cifra no siempre se cumple exactamente, a pesar de las afirmaciones del fabricante. Y por si fuera poco, precisamente el tercer armónico  cae precisamente dentro de la banda cruzada en la que queremos recibir los satélites con el SDR (3 x 145 = 435 Mhz).

Además, aunque sea de un nivel muy bajo, este tercer armónico de  435 MHz es  ideal para que lo capte la antena vecina de UHF, al mismo tiempo que la señal que queremos recibir. Pero aún puede ser peor: muchas veces incluso disponemos de un preamplificador en 435 MHz que amplifica todo lo que entra y, por tanto, es muy posible que se nos sature la recepción del SDR en UHF, cuando transmitimos en V. Malas perspectivas. Tenemos que atenuar ese tercer armónico como sea, especialmente si usamos preamplificadores (figura 2).

Figura 2: Full dúplex en modo U/V (modo B) con filtro para armónicos de 144.

Otro duplexor acude en nuestra ayuda

Como ya hemos comentado, un duplexor es el filtro pasa bajos más barato que podemos encontrar por  algo menos de 50 euros, y no tenemos más que colocar otro duplexor a la salida del transmisor de 145 MHz, de forma que el tercer armónico (145 x 3 = 435) se desvíe y lo derive hacia una resistencia de carga de 50 ohmios, que la absorba, sin que necesite apenas disipar potencia.

Si es cierto que el tercer armónico (435) está por lo menos a -50 dB por debajo de la potencia de la portadora de 145 Mhz, sólo debería tener que soportar como mucho de 0,1 a 1 mW, especialmente si resistimos la tentación de aumentar la potencia hasta 100 W, potencia que son capaces de dar muchos transceptores de 144, como por ejemplo el TS-2000.

También aquí, dicho sea de paso, podemos colocar opcionalmente en la recepción otro duplexor para disminuir la sobrecarga del SDR, si este receptor SDR es uno de los baratos y no dispone de filtros propios pasa banda (Figura 2) y si comprobamos que se satura y disminuye su ganancia cuando transmitimos en 144.

Equipos multibanda

Hemos mencionado anteriormente el transceptor Kenwood TS-2000, un equipo clásico que puede operar en las dos bandas en full-duplex y que, además, dispone de salidas independientes de antena para cada una de las dos bandas, como también lo son los transceptores IC-910 y IC-9100. Para añadirle recibir con un SDR sin añadir la salida adicional para el receptor SDR en la FI, podemos complicarnos la vida y montar un sistema de relés coaxiales (figura 3) que conmute nuestros duplexores y las antenas, de forma que nos permitieran seleccionar rápidamente una de las dos modalidades  (V/U o U/V), por el simple sistema de activar los relés con un interruptor que accione los cuatro relés a la vez y conmute entre las dos configuraciones.

Figura 3: Montaje con un equipo clásico con salidas independientes para V y U.

Pero no os hagáis demasiadas ilusiones, porque no tendremos más remedio que hablar (por supuesto mal) de nuestro enemigo Murphy y sus previsibles y penosas consecuencias, pero antes comentemos otras configuraciones.

Equipos con salida de antena V y U común

También hay equipos como los Yaesu FT-857 y el T-897 que disponen de única salida común de antena para VHF y UHF. Eso complica mucho la conmutación porque ahora tenemos que usar un relé coaxial adicional para desviar (o no) el armónico de 145 hacia la resistencia de carga (Figura 4).

Figura 4: Full-duplex con SDR y equipos con salida común V+U.

 

Peligro: Murphy al acecho

Si os fijáis bien en las figuras 3 y 4, desgraciadamente hay un peligro tremendo de que se presente Murphy y acabemos transmitiendo en una banda que no tiene conectada la antena correspondiente y dañemos el transmisor, tanto el de 144 como el de 432.  Si colocáramos un interruptor que accione los relés coaxiales en la posición equivocada, podríamos llegar a transmitir por error alguna vez sin la antena adecuada y poner en peligro el paso final.

¿No os equivocaréis nunca?  Murphy siempre está al acecho y  todo lo que pueda salir mal, tarde o temprano un día u otro saldrá mal. Y basta una sola equivocación para que salten los transistores finales de un equipo, sino están bien protegidos o bien dimensionados para soportar la transmisión sin antena.

¿Qué defensa tenemos contra Murphy?

Afortunadamente, MFJ ya ha salido en nuestra ayuda y ha diseñado el conmutador especial para recibir simultáneamente con un receptor SDR  y con nuestro equipo clásico: el switch MFJ-1708B (Figura 5).

El conmutador MFJ-1708B permite conectar un receptor SDR a la misma antena que un transceptor, mediante un sensor de RF que conmuta rápidamente y desconecta el SDR en cuanto detecta la presencia de la transmisión de RF hacia la antena. De esta forma, podemos trabajar al mismo tiempo con un equipo clásico y un receptor SDR, que nos permite visualizar todas las estaciones que se encuentran en la salida del satélite y sintonizarlas a voluntad con el transceptor, sin tener que preocuparnos de Murphy.

Figura 5 Conmutador MFJ-1708B para SDR auxiliar.

Receptor SDR con dos MFJ-1708B y un TS-2000

El conmutador MFJ-1708B ha sido especialmente diseñado para realizar dos funciones importantes y necesitaríamos dos de ellos para poder operar a voluntad alternando las dos modalidades de satélites: V/U y U/V (Figura 6), sin tener que preocuparnos de conmutar ningún relé ni de Murphy.

La primera función consiste en proporcionar un circuito “splitter” que permite la recepción independiente y simultánea del equipo clásico y del SDR, que proporciona dos señales independientes e idénticas a cada receptor, mediante un circuito separador equilibrado (splitter) y que proporciona una excelente adaptación a la antena y la recepción simultánea en el SDR y en el TS-2000.

La segunda función es detectar automáticamente la transmisión de RF y desconectar la recepción del SDR y poner a masa la salida hacia este receptor adicional para que no llegue la señal de la transmisión al receptor SDR, puesto que podría sobrecargarlo y bloquear la recepción. Sin embargo, tendremos una recepción perfecta en el SDR en la otra banda, puesto que el otro switch, que no tiene RF, nos está proporcionando una copia de la señal recibida por la otra antena en la banda cruzada.

Figura 6: Full-duplex con dos MFJ-1708B y un Kenwood TS-2000

Necesitas un SDR más caro

Por otra parte, el aislamiento que nos proporciona en transmisión el MFJ-1708B es de tan solo -55 dB en 145 Mhz y de -48 dB en 435 Mhz, cifras que son algo justillas para el margen dinámico de los receptores SDR. Eso representa que, aunque el duplexor actúe como mezclador de recepción para el SDR y filtre también las señales en cada banda, más vale que no intentemos implementar esta instalación mediante un SDR barato del tipo RTL-2832, sin ningún filtro de entrada de ninguna clase y con bajas prestaciones de intermodulación, porque seguro que se sobrecargará con las señales de 435, cuando intentemos recibir en 145 y viceversa.

Si te has gastado las perras en un par de MFJ-1708B, es imprescindible que no seas tacaño y te compres un SDR más caro y que lleve filtros pasa banda y un número mayor de bits en el conversor analógico/digital (12-14 bits), bits que garanticen márgenes de intermodulación y bloqueo  mejores que los de un RTL-2832 (8 bits), como por ejemplo el Funcube Pro+ (16 bits) o el SDRuno de SDRPlay que ya tiene 14 bits.

Tengo solamente un RTL-2832

No desesperes, todavía hay esperanzas para ti, pero debes sustituir el Duplexor que has utilizado como mezclador por un conmutador que mejore el aislamiento de tu transmisión, a fin de que llegue más atenuada al receptor SDR, añadiendo unos –60 dBs de atenuación para la señal transmitida en la otra banda, tal como se muestra en la figura 7. No todo será tan automático, puesto que para cambiar de modalidad tendrás que accionar además un conmutador, pero como está colocado para la recepción, no hay miedo de que Murphy se haga presente. Te puedes equivocar, pero sin consecuencias. Lo advertirás inmediatamente.

Figura 7: Un TS-2000 con dos MFJ-1708B y un conmutador  manual para el SDR.

Full-duplex con un Yaesu FT-857 y FT-897

Estos dos equipos tienen una sola salida de antena tanto para V como para U. En principio podrías pensar que mucho mejor, pues te bastaría entonces con un solo conmutador MFJ-1708B, colocado a la salida común para V y U, pero esta solución no es operativa en la  práctica, puesto que al accionar la transmisión en cualquiera de las dos bandas, se desconectaría la recepción del SDR en la otra banda y te quedarías sin recepción, por lo que se perdería el full-dúplex , que es precisamente el objetivo principal de toda esta configuración tan complicada, que es la única que se me ha ocurrido, después de darle muchas vueltas y que aparece en la figura 8, aunque estaría encantado de que algún lector me descubriera una solución más sencilla, porque yo no la he sabido ver.

Figura 8: Full-duplex con MFJ-1708B y un Yaesu FT-897.

En los equipos  con una salida común, el primer duplexor ya nos separa de entrada las transmisiones de cada banda, para poder dirigirlas hacia la antena correspondiente, aunque  ahora se nos colaría sin remedio el tercer armónico hacia el receptor SDR a través del switch de UHF, e incluso podría dispararlo y bloquear la recepción.

Este problema  lo podemos resolver, utilizando la salida auxiliar AUX de puesta a masa existente en el switch MFJ-1708B  de VHF, para accionar el relé coaxial que nos envíe automáticamente el tercer armónico de 146 a una carga de 50 ohmios solo cuando transmitimos en 145, de forma que atenúe este armónico en cuanto se detecte una transmisión en VHF, mientras que no actúe cuando la transmisión sea en UHF.  De esta forma, también nos aseguramos al mismo tiempo de que el tercer armónico, a pesar de su pequeño nivel, no pueda activar el conmutador de recepción de los 435 en el SDR.

No tenemos que preocuparnos por mantener la recepción activa en el equipo clásico que utilizamos, puesto que los Yaesu FT-897 no son equipos full-duplex y siempre se anula y enmudece la propia recepción cuando transmitimos en la otra banda.  Aquí el full-duplex solo lo podemos realizar con el SDR.

Si utilizamos un SDR barato

También aquí si utilizamos un SDR barato, es muy posible que tengamos que aumentar la atenuación en la recepción de la banda no deseada mediante un conmutador manual en lugar del mezclador Duplexor, tal como se muestra en la figura 9. Esto le añadiría unos -60 dB de atenuación a la señal que nos llegue de la banda de transmisión.

Figura 9: FT-897 con atenuación adicional para el SDR mediante conmutador manual

Curiosamente el FT-817ND, que es un equipo QRP y que permite operar también en satélites con sus 5-10 W en VHF y UHF, dispone de dos salidas de antena (una posterior y otra frontal), salidas que permiten ser programadas independientemente, una  para cada banda, y realizar una configuración más sencilla como la del TS-2000 de la figura 6 y 7, aunque no pueda seguir recibiendo al mismo tiempo que el SDR, puesto que no es full-duplex, pero eso no creo que nos importe demasiado, si ya tenemos el SDR para recibir al mismo tiempo.

¿No tienes rotor de elevación?

Ten muy en cuenta que si solo dispones de rotor de acimut para las antenas de 144 y 432, el rotor de elevación no es en absoluto imprescindible para operar en satélites, sino que las antenas horizontales prácticamente te permiten entrar perfectamente en las dos terceras partes del tiempo disponible del pase de cualquier satélite. En efecto, en el primer tercio del 90% de los pases, la elevación está siempre por debajo de 45º y también está por debajo de los 45º en el último tercio del pase. Solo tienes alguna desventaja por la falta de elevación de tus antenas en el tercio central, durante el cual la elevación supera los 45º en menos de un 30% de los pases, pero ahí tenemos la ganancia de proximidad para compensar que puede llegar a aumentar mucho la señal recibida.

La ganancia de proximidad

En el momento en que pasa por encima de tu cabeza, el satélite está mucho más cerca y compensa con una señal mucho más fuerte la falta de elevación de tu antena y de tu lóbulo de radiación. Podemos estimar muy fácilmente este aumento de señal, pues el cálculo nos dice llegar aproximadamente hasta unos +12 dB, pues  es la diferencia de señales entre un pase por encima de nuestra cabeza a tan solo unos 500 km (la altura de la órbita y los 2000 km de distancia cuando asoma por el horizonte. Una distancia 4 veces menor  equivale a una mejora de 2 veces +6 dB = +12 dB.

Así que espero escucharte en algún satélite, si no estoy escribiendo, porque espero seguir contándote muchas más cosas en muchos futuros artículos, y eso me lleva mucho tiempo.

73 Luis EA3OG